Oidio

Eliminar Oidio 

Más información
  • 1 Valoración verificada
  • 1 Valoración verificada
  • 1 Opinión y pregunta
  • 3 Opiniones y preguntas
  • 1 Opinión y pregunta
    1 Valoración verificada
Mostrando 1 - 6 de 6 items

Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta cuando se tiene un cultivo de marihuana es aquello que puede perjudicarlo. Por este motivo, es necesario conocer una de las enfermedades más típicas en las plantaciones de marihuana.

El Oídio es un hongo que se propaga muy rápidamente y, por ello, es imprescindible que se actúe con rapidez en toda la plantación una vez se observen los primeros síntomas. Por suerte, es fácilmente reconocible, ya que parece como si la parte superior de la hoja estuviera cubierta por un polvo blanquecino. No obstante, no se ha de confundir con otra enfermedad típica conocida como Mildiu. Esta última tiene la apariencia de una gota de aceite.

La gran importancia que tiene la rápida actuación frente a esta enfermedad reside en el hecho de que puede producir, en última instancia, la muerte de la planta, y junto a ello la pérdida del tiempo que se ha dedicado a sus cuidados.

El Oídio es un hongo que acostumbra a aparecer en primavera cuando son plantaciones de interior, aunque puede hacerse presente en cualquier época del año. Las causas principales que propician su aparición son: una temperatura de entre diez y veinte grados centígrados y, sobre todo, una humedad superior al cincuenta por ciento.

¿Cómo prevenirlo?

Como frente a cualquier enfermedad, la prevención es muy importante para evitar su aparición. Para ello, primeramente se deberá actuar sobre las causas que pueden producirlo. En este sentido, se deberían mantener unas condiciones ambientales adecuadas, sobre todo con una humedad inferior al cincuenta por ciento (evitando un exceso de agua) y usar algún producto fungicida preventivo químico o natural (como por ejemplo la Cola de Caballo).

¿Cómo combatirlo?

Finalmente, es posible que, aunque se dediquen todos los esfuerzos posibles en el cuidado de la plantación, aparezca un hongo como el Oídio. En ese caso, es muy importante, como se ha dicho, que se actúe rápidamente. Para ello, debería aplicarse, sobre la planta infectada, algún producto fungicida en el foco de la enfermedad , como por ejemplo el Domark, y a continuación observar con detenimiento el resto de hojas para evitar que se extienda el hongo detectado.