Control de olores marihuana

Control de olores 

Más información
por página
Mostrando 1 - 12 de 37 items

Ese olor que a ti particularmente te resulta tan agradable te puede ocasionar más de un percance si tu cultivo de marihuana no cumple con una serie de requisitos. Se trata de una planta de aroma muy intenso y lo mejor para evitar problemas ante vecinos y curiosos es que camufles ese perfume en la medida de lo posible.

En esta web encontrarás numerosos aparatos con los que el olor de tu cultivo de cannabis será bastante más discreto para que puedas seguir manteniendo tus plantas de interior sin que nadie interfiera en tus aficiones.

¿Cómo se reduce el olor de un cultivo de marihuana?

El objetivo de este asunto es lograr que tu cultivo de interior no de el cante, no que tus plantas de marihuana dejen de oler. Es decir, lo que se pretende es enmascarar el olor para que cuando salga del armario o la habitación donde estás cultivando el aire ya no tenga ese aroma tan intenso como reconocible.

Tradicionalmente se emplean tres métodos para lograr este objetivo:

  1. Filtros antiolor: es un sistema de carbón activado que se acopla al extractor de aire para que cuando este sale al exterior las partículas que conforman el olor se queden atrapadas en el filtro y el aire resultante no tenga un aroma tan intenso. Estos filtros son un accesorio ligero y fácil de colocar por lo que resultan aconsejables en pequeños armarios de cultivo.
  2. Ozonizadores o ionizadores: es una opción algo menos económica que la anterior pero sus resultados son mucho más profesionales. Al contrario que los filtros de carbón activado, los ozonizadores no retienen las partículas sino que las oxidan de tal manera que se eliminan los restos orgánicos e inorgánicos que provocan el olor. Las partículas de aroma se adhieren a las paredes del ozonizador como consecuencia de la producción eléctrica de iones generando además un aire libre de hongos, bacterias e impurezas.
  3. Ambientadores: para neutralizar el olor de la marihuana sin que las plantas se vean afectadas también puedes aplicar ambientadores específicos para este uso. Se venden en diversos formatos (spray, gel, cera, líquido…) y por lo general se utilizan sobre una superficie (una pequeña bandeja, por ejemplo) que se coloca cerca de la planta. Si no tienes una gran plantación y el olor no es uno de tus mayores problemas es posible que con uno de estos ambientadores tengas suficiente para disimular el olor de tu cultivo.