Extractores cannabis

Extractores 

Más información
por página
Mostrando 1 - 12 de 19 items
Fabricantes

Partes que componen un sistema de extracción

En los cultivos de marihuana de tamaño reducido es posible que puedas prescindir de algunos de los componentes del sistema de ventilación que exponemos a continuación. Este es sin embargo un esquema básico que se aplica en la mayoría de los cultivos:

  1. Extractor: la manera más adecuada de mantener un buen clima en tus cultivos de interior es utilizando el extractor que mejor se adapte a las condiciones de espacio, temperatura y luminosidad de la sala o armario en la que tienes colocadas las plantas.

    A pesar de que encontrarás múltiples ecuaciones para determinar el tipo de extractor que le hace falta a tu cultivo, hasta el momento no hay ninguna que contemple estas tres variables a la perfección, por lo que además de matemáticas hay que echarle un poco de intuición.

    Por este mismo motivo te conviene conocer las particularidades de cada tipo de extractor y saber qué básicamente se dividen en dos categorías:

    • A. Extractores de tipo tubular: en realidad son ventiladores de pala, por eso su precio es bastante más reducido que el de otros accesorios de este tipo. A pesar de que encontrarás algunos con bastante potencia sus prestaciones son algo más limitadas, pero por su relación calidad-precio vienen genial para la renovación del aire en cultivos de interior pequeños. La línea VK es una de las más reconocidas entre los cultivadores.
    • B. Extractores industriales: son accesorios de gran potencia y sin duda te harán falta en cualquier espacio de cultivo que ya tenga unas dimensiones considerables. Están compuestos por turbinas industriales, por lo que su fuerza no es comparable a la de otros extractores más simples. Cuando la potencia lumínica que aplicas a tu espacio de cultivo es muy intensa, no lo dudes: utiliza estos sistemas. Los más populares son los de la serie RVK.
  2. Intractor: en cultivos pequeños y con bombillas poco potentes no te hará falta la instalación de un intractor. Sobre todo si has elegido correctamente un extractor que te permita realizar una correcta renovación del aire de tus cultivos ya que este entrará de manera natural por las aeraciones del espacio de cultivo.

    En el resto de circunstancias sí resulta recomendable la aplicación de estos accesorios ya que además limitan la presión de aire generada por los extractores (y que tiende a contraer las paredes de los armarios) y mejora el ambiente de tus cultivos con bocanadas de aire fresco.