Extracción de resina marihuana

Extracción de resina 

Más información
Precio
por página
  • 1 Opinión y pregunta
  • 1 Opinión y pregunta
  • 1 Valoración verificada
  • 58,20 €
Mostrando 1 - 12 de 24 items

Aprovecha todo el THC de tu cosecha, incluso aquél que se haya podido quedar como residuo una vez que has terminado de limpiar los cogollos bien sea de manera manual (con tijeras y otras herramientas tradicionales) o utilizando peladoras automáticas o industriales. 

Tras manicurar los cogollos es bastante frecuente que queden restos en esos desechos que podrían resultar muy útiles para la elaboración de tu hachís casero. Los sistemas de extracción de esta sección te permitirán extraer la resina de los cogollos ya limpios y aprovechar lo que haya podido quedar en el follaje que en principio ibas a desechar. 

Sistemas para la extracción de resina

Cada grower tiene su preferencia y a la hora de decidir qué hacer con la marihuana que ya ha sido cosechada y manicurada hay opciones para todos los gustos. Por supuesto, hay quienes optan por fumarse los cogollos sin someterlos a muchos más procedimientos: una marihuana natural como la vida misma no sólo es una opción cómoda sino muy válida para aquellos fumadores que no son verdaderamente exigentes. 

En cambio los que quieren obtener el máximo potencial de sus cosechas tendrán que trabajárselo todavía un poco más para producir un costo casero de alta calidad. Esto se consigue con la extracción de la resina. Independientemente del proceso que se utilice, 
lo mejor es secar y congelar previamente el material que vayamos a utilizar (hojas o cogollos) ya que esto permitirá que los tricomas se separen con mayor facilidad con ayuda de un tamiz.

  • Extracción en seco: consiste en un proceso de tamizado a partir de la utilización de mallas de serigrafía de primera calidad. Existen varios tipos de accesorios para la la obtención de hachís en seco. Algunos de tipo manual, como elHash Shaker, son compactos y portátiles. Otros son algo más voluminosos como el Secret Box, pero permiten trabajar con una mayor cantidad de material y funcionan de manera automática (enchufados a la corriente eléctrica).
  • Extracción con hielo: el material a tratar se sumerge en agua a temperatura inferior a los 4ºC. De esta manera, las hojas se quedan flotando mientras que la resina se hunde y se queda adherida a las mallas. El resultado es un hachís de muchísima pureza. El proceso se puede hacer de forma manual con mallas como las de la serie Ice-O-Lator o con lavadoras automáticas como la Bubblextractor.