Bombillas cultivo

Bombillas 

Más información
por página
Mostrando 1 - 12 de 17 items

Hablar de un equipo de iluminación sin hablar de las bombillas sería como referirse a un cultivo de marihuana sin mencionar las plantas. Si bien no son el único accesorio para hacer que funcione la maquinaria, sí podría decirse que son el corazón del sistema: sin luz no hay vida. 

El problema con las bombillas, y en particular con las que se utilizan en los cultivos de cannabis, es que tienen una vida limitada y su eficiencia va menguando con el tiempo. También sus características son bastante particulares y es necesario escoger las fuentes de luz que sean más eficientes para cada ciclo del cultivo

En esta sección de nuestra web encontrarás bombillas de diferente potencia y de diferente categoría orientadas a un momento del cultivo (crecimiento, floración, mixtas) y a unas determinadas expectativas de cosecha. 

Ten en cuenta que este tipo de bombillas no son autosuficientes y que no puedes enchufarlas directamente a la corriente eléctrica sino que necesitan estar conectadas a un balastro para poder funcionar correctamente. 

¿Por qué cuestan tanto unas bombillas para el cultivo?

No se trata de unas bombillas normales y corrientes como las que utilizarías para poner en la lámpara del salón. Salvo las bombillas de bajo consumo (que encontrarás en otro apartado) las bombillas de cultivo de esta sección son lámparas de alta presión. Esto quiere decir que están llenas de sales metálicas de sodio y mercurio (las bombillas de alta presión de sodio y las de halogenuros metálicos son las más comunes) así como de un gas inerte (por lo general el xenon). La electricidad ioniza el gas, la temperatura del tubo se eleva, las sales metálicas se evaporan y la lámpara alcanza una luminosidad estable, muy potente y muy duradera. Justo lo que necesita tu cultivo.