Otros sustratos marihuana

Otros sustratos 

Más información
por página
  • 1 Opinión y pregunta
    1 Valoración verificada
  • 1 Opinión y pregunta
  • 1 Opinión y pregunta
  • 1 Valoración verificada
  • 1 Valoración verificada
  • 1 Opinión y pregunta
  • 1 Valoración verificada
  • 1 Valoración verificada
Mostrando 1 - 12 de 13 items

Con tierra o sin ella, en coco, hidropónicos, aeropónicos… Todos los tipos de cultivo de marihuana tienen escondido un as bajo la manga. Son esos sustratos accesorios de naturaleza inerte, orgánica o sintética, con los que el trabajo habitual de un grower es mucho más rentable en cuanto al tiempo y al dinero invertido en el desarrollo de sus cultivos.

Mejor en buena compañía

Eso de las sinergias está muy de moda y en Yevagüena no se nos ha escapado la oportunidad de utilizar esta palabra que suena tan bien. La elección del medio más adecuado para tu cultivo o del tipo de sistema con el que quieres experimentar es el primer paso hacia el éxito. Y aunque lo ideal sería que si has hecho una buena elección no tuvieras que estar realizando grandes cambios, lo más habitual es que durante el desarrollo de tus plantas de marihuana tengas que estabilizar algunos factores importantes:

  • Niveles de pH.
  • Control de posibles invasiones no deseadas.
  • Niveles de humedad.
  • Control del drenaje…


Estas correcciones no quieren decir que no hayas sabido manejar adecuadamente tus cultivos. Son circunstancias normales con las que tarde o temprano vas a tener que lidiar. Por eso es conveniente que sea cual sea el sistema de cultivo con el que te hayas lanzado a esta aventura valores la posibilidad de aprovecharte de las ventajas que tiene en combinación con otros sustratos.

Otros sustratos y cuándo utilizarlos

En esto del cultivo de marihuana siempre hay que tener bastante visión de futuro. Las decisiones que tomes en el comienzo tal vez no tengan resultados inmediatos pero sin duda los verás en algún momento del ciclo de desarrollo de tu planta.

Este tipo de sustratos accesorios se puede utilizar tanto en el momento de la siembra o el trasplantado de tus cultivos a su emplazamiento definitivo, como para hacer algunos retoques durante el proceso. Estos son algunos de los más característicos y sus particularidades:

  • Humus de lombriz: se utiliza para airear la tierra y mejorar el sustrato sin que las raíces sufran las consecuencias.
  • Vermiculita: es capaz de retener los elementos fertilizantes que añadas a tus plantas para que la liberación de estos se produzca de manera progresiva. Se utiliza sobre todo en sustratos de gran densidad porque además facilita su aireación.
  • Perlita: es un material de origen mineral, inerte, ligero y neutro. Funciona especialmente bien en la mezcla que se utiliza para que la planta empiece a echar raíces ya que esponja el suelo y facilita ese enraizamiento inicial. Por su capacidad de drenaje también es útil en cultivos hidropónicos ya que responde bien ante posibles excesos en el riego
  • Guano: es un tipo de fertilizante rico en macroelementos, microelmentos y enzimas y se puede recurrir a sus beneficios en varios momentos de los ciclos de la planta. Tienes a opción de mezclarlo con el sustrato tierra o utilizar alguno de sus distintos formatos (polvo o disoluciones) en otro tipo de sistemas.
  • Soluciones para la germinación: muchos de estos sustratos son particularmente aconsejables para la germinación y el enraizamiento de la planta. Nos referimos por ejemplo a las planchas y bloques de lana de roca, a las de coco o a semilleros como los de Plagron, acondicionados ya con la turba que necesitan tus semillas para salir a la luz.