Germinación contenedores cannabis

Germinación contenedores 

Más información
Precio
Diametro
Efecto
Medio de cultivo
Función
  • 6 Valoraciones verificadas
  • 1 Valoración verificada
    15,68 €
  • 1 Valoración verificada
Mostrando 1 - 10 de 10 items
Fabricantes

Contenedores para una buena germinación

El proceso de germinación de las semillas de marihuana es una de las fases más delicada de la planta. En esta sección encontrarás varios modelos de bandejas con distintos tipos de sustratos para garantizar un correcto desarrollo, ya se trate de simientes o de esquejes de cannabis. ¡Los contenedores te garantizan una buena germinacion!

Solemos recomendar utilizar servilletas o algodón con agua destilada y esperar a que salga la raíz. Y de ahí las pasaremos al medio que más nos guste. Tenemos bandejas semilleros, jiffys, tacos de lana de roca, tacos de propagación Root!T, … todos ellos son ligeros y poco compactos, para favorecer la oxigenación de las raíces y el drenaje del agua. Podemos utilizar invernaderos de plástico para mantener la temperatura adecuada y una humedad alta, que ayudará a las plantas a hidratarse en esa primera etapa con escasa raíz.

Germinación para cultivar en tierra

Si tenemos pensado realizar el cultivo en medio terrestre lo aconsejable sería utilizar Jiffys, tacos de propagación o similares.

Los jiffys son discos compactos de turba que, una vez humedecidos con agua, forman una especie de saco de tierra con una red de tela fina alrededor. Son muy apropiados para principiantes ya que, al tratarse de un contenedor pequeño, nos ayudará a controlar mejor el grado de humedad del sustrato.

Los tacos de propagación están compuestos por una mezcla de turba y corteza, son biodegradables y bastante esponjosos, por lo que también nos van a ser muy cómodos para germinar o enraizar esquejes.

Germinación para cultivar en otros medios

Para otros tipos de cultivo como por ejemplo hidropónico o aeropónico se suele utilizar sobre todo los tacos de lana de roca. Se hace así principalmente porque son más resistentes a posibles infecciones por humedad alta, y también porque evitamos que se desprendan restos de turba con el agua que puedan obstruir nuestros conductos de riego.

Otra de sus ventajas es que pueden llegar a tener más capacidad de aireación, y esto va a suponer un mejor desarrollo radicular.