Galletas de marihuana

Galletas de marihuana

Siempre con el objetivo de ponerle un toque dulce a tus tardes cannábicas, hoy en el blog de Yevagüena hemos vuelto a meter las manos en la masa para traerte una de esas recetas golosas que combinan lo mejor de la repostería con lo más exquisito de tus cultivos de cannabis. Para preparar estas estupendas galletas de marihuana no hace falta que seas un experto pastelero. Son muy fáciles de cocinar y más fáciles aún de comer. Ya verás cómo desaparecen del plato antes incluso de haberse enfriado por completo. En este otro post hablamos de cómo hacer las galletas de marihuana para su uso terapéutico.

Ingredientes para preparar galletas de marihuana

Que no te de corte, que esto de hacer galletas no sólo es cosa de abuelas. Ya verás cuando lleguen las visitas a casa. Mucha bromita con el tema pero al final todo el mundo quiere repetir.

Así que en esta receta hemos sido bastante generosos y hemos preparado los ingredientes para que te salgan alrededor de 40 galletas de marihuana del tamaño de una galleta estándar, de esas que todo el mundo se zampa en el desayuno. Ahora igual te parecen un montón, pero ya verás cómo luego más de uno te dice que te has quedado corto.

El caso es que la receta en sí no es complicada, pero lo que tardas en hacer las bolitas, amasarlas y hornearlas te llevará su tiempo, así que tenlo en cuenta para no hacer las cosas a la carrera, que ya sabes que esto de la cocina, y especialmente la cocina cannábica, hay que tomárselo con calma.

Ingredientes

  • 130 g de mantequilla o margarina.
  • 130 g de azúcar.
  • 250 g de harina.
  • 2 huevos.
  • Un chorrito de la esencia que más te guste (vailnilla, avellana, plátano…).
  • 5 g de marihuana en cogollo. Podemos recomendarte cualquiera de las semillas de CBD Crew

¡Manos a la obra con la receta!

galletas de cannabis

Las recetas de pastelería siempre son muy divertidas, sobre todo en la cocina cannábica, cuando sabes que son el preámbulo de un rato aún mucho más animado. Así que no nos entretengamos más y pongámonos manos a la obra porque tenemos nada más y nada menos que 40 galletas de marihuana por hacer.

Lo primero de todo es triturar la marihuana (habrás elegido lo mejor de tu cosecha, ¿verdad?) porque la vamos a mezclar con la mantequilla. Para ello derretimos la mantequilla o la margarina a fuego lento y cuando esté líquida (sin llegar a hervir) vertemos en ella la marihuana triturada. Dejamos la mezcla a fuego lento alrededor de una hora y media para que el calor complete el proceso de descarboxilación de la marihuana y la mantequilla absorba bien el THC de la yerba. Mientras tanto podemos continuar con la receta, simplemente tienes que estar atento para que cuando pase este tiempo retires la mezcla del fuego, cueles el contenido y reserves la mantequilla ya impregnada de THC.

Vamos pues con el resto de ingredientes. En un bol, bate con ánimo los huevos y el azúcar hasta conseguir una mezcla espumosa. No estamos buscando el punto de nieve, pero si algo con un poco de burbujas. Cuando lo tengas, ve añadiendo la harina lentamente (si quieres, la puedes tamizar y las galletas te quedarán un poco más esponjosas) y no dejes de remover el contenido del bol, de este modo evitarás que se formen grumos.

Cuando hayas acabado de mezclar, incluye en la masa la mantequilla que habíamos reservado y el saborizante que hayas escogido para tus galletas de marihuana. Vuelve a remover todo el contenido hasta obtener una mezcla homogénea y ¡ya tienes lista la masa! Una vez más, te hará falta otro poco de paciencia: hay que cubrir el bol con film transparente y dejarlo en la nevera unos 20 minutos para que la masa repose antes de pasar al siguiente paso.

La última parte de la receta de las galletas de marihuana es aquella en la que te das cuenta de que con las ideas culinarias de Yervagüena al final ya te has hecho todo un cocinillas. Y es que como buen repostero llega el momento de pringarse un poco las manos.

Prepara una bandeja con papel vegetal y precalienta el horno a 160ºC para tenerlo todo listo cuando toque. Mientras tanto, arranca trozos de masa y ve haciendo bolitas del tamaño de una nuez y colócalas sobre una superficie enharinada para luego aplastarlas con un rodillo y darles la forma redondeada de la galleta de marihuana (claro que es sólo una sugerencia, puedes darles la forma que quieras).

Coloca las galletas en fila en la bandeja manteniendo una distancia de unos dos centímetros entre una y otra e introdúcelas en el horno durante 15 minutos hasta que veas que están doraditas por encima. Cuando las saques, déjalas enfriar sobre una rejilla e introduce una nueva remesa de galletas de marihuana hasta que hayas acabado con la masa.

Y si sois capaces de esperar a que se enfríen del todo para empezar a probarlas, ¡enhorabuena! Desde luego, no es lo más común, porque estas galletas recién horneadas huelen que alimentan.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, puntuación: 4,33 de 5)
Cargando...Loading...

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Pin It on Pinterest